fbpx

Atención integral desde la temprana infancia

NUESTRA HISTORIA

Desde 1901 sembramos futuro en la Primera Infancia

Patronato Madre – Hijo es una corporación de beneficencia, sin fines de lucro, que busca el cuidado y protección de los niños vulnerables en sus primeros años de vida. Nuestro objetivo es apoyar el desarrollo integral de los niños, para que puedan desarrollar al máximo su potencial físico, psicológico e intelectual, y así enfrentar en mejores condiciones las siguientes etapas de su vida.
La institución cuenta con diferentes áreas interrelacionadas que trabajan en conjunto y atienden las necesidades específicas de cada niño: medicina infantil, salud mental materno infantil, kinesiología, fonoaudiología, nutrición y educación preescolar.
Fundada en 1901, Patronato Madre-Hijo es una de las instituciones de beneficencia más antiguas del país. A lo largo de su ininterrumpido trabajo, ha entregado vida y esperanza a los niños más pobres de Chile. Asimismo, se ha transformado en referente histórico en la creación de programas nacionales de salud y alimentación de lactantes, colaborando activamente a romper el círculo de la pobreza.

Trabajamos en diferentes áreas

ÁREA SALUD INFANTIL

Atención pediátrica gratuita. Labor preventiva, curativa y educativa.

ÁREA SALUD MENTAL

Apoyo y contención a las mamás de nuestros niños con psicólogos y tallares.

ÁREA SALUD PERINATAL

Jardines infantiles y salas cuna gratuitas. Brindan educación inicial oportuna.

Somos la segunda entidad benéfica más antigua del país y creadores
de los primeros consultorios de atención primaria

Fundación Patronato fue fundada el 3 de agosto de 1901.

El Patronato Madre-Hijo (Patronato Nacional de la Infancia) fue fundado el 3 de agosto de 1901, cuando en Chile se desataba una epidemia de sarampión que causó la muerte a cientos de niños de familias de escasos recursos. La institución fue originada gracias a la solidaridad de comprometidos benefactores, quienes decidieron ayudar en la protección de la vida y la salud de madres y niños.

La institución –segunda entidad benéfica del país que mantiene sus puertas abiertas hasta hoy–, creó los primeros consultorios de atención primaria para brindar asistencia médica en forma gratuita a las mamás e hijos que necesitaban el urgente apoyo de la sociedad. El Patronato entregaba alimentos básicos para fortalecer la salud, como el cacao, la leche y el pan. Aquella pequeña red de consultorios bautizaría cada punto de atención como “Gota de Leche”, inaugurando la primera de ellas en San Bernardo.
La idea pudo convertirse en realidad con el trabajo altruista de pediatras que dejarían su impronta en la historia de la medicina chilena y miembros activos de la institución: los doctores Luis Calvo Mackenna, que ocupó el cargo de Director Médico; Manuel Camilo Vial, delegado de las Gotas de Leche, y Roberto del Río, director del Patronato.

En 1912 ya habíamos atendido a 8.000 niños de 0 a 2 años.

Hacia 1912, el Patronato repartía leche esterilizada, atendía a 8.000 niños de 0 a 2 años en su combate contra la mortalidad infantil y había salvado la vida al menos a 3.000 de ellos, según testimonio del Dr. Calvo Mackenna. Modernizaba también su estructura tomando como modelo los centros de salud infantil más desarrollados de Europa.

Nos transformamos en referente histórico en la creación de programas nacionales de salud.

La Memoria 2006-2010 del proyecto “Chile crece contigo” reconoce que para el Estado de Chile el Patronato es el primer ejemplo de cómo debía organizarse en el país la acción sanitaria infantil. Del mismo modo, el Ministerio de Salud ratifica que nuestra corporación se ha transformado en referente histórico en la creación de programas nacionales de salud y alimentación de lactantes, colaborando activamente a romper el círculo de la pobreza.

Fundación Patronato fue fundada el 3 de agosto de 1901.

El Patronato Madre-Hijo (Patronato Nacional de la Infancia) fue fundado el 3 de agosto de 1901, cuando en Chile se desataba una epidemia de sarampión que causó la muerte a cientos de niños de familias de escasos recursos. La institución fue originada gracias a la solidaridad de comprometidos benefactores, quienes decidieron ayudar en la protección de la vida y la salud de madres y niños.

En 1912 ya habíamos atendido a 8.000 niños de 0 a 2 años.

Hacia 1912, el Patronato repartía leche esterilizada, atendía a 8.000 niños de 0 a 2 años en su combate contra la mortalidad infantil y había salvado la vida al menos a 3.000 de ellos, según testimonio del Dr. Calvo Mackenna. Modernizaba también su estructura tomando como modelo los centros de salud infantil más desarrollados de Europa.

La institución –segunda entidad benéfica del país que mantiene sus puertas abiertas hasta hoy–, creó los primeros consultorios de atención primaria para brindar asistencia médica en forma gratuita a las mamás e hijos que necesitaban el urgente apoyo de la sociedad. El Patronato entregaba alimentos básicos para fortalecer la salud, como el cacao, la leche y el pan. Aquella pequeña red de consultorios bautizaría cada punto de atención como “Gota de Leche”, inaugurando la primera de ellas en San Bernardo.
La idea pudo convertirse en realidad con el trabajo altruista de pediatras que dejarían su impronta en la historia de la medicina chilena y miembros activos de la institución: los doctores Luis Calvo Mackenna, que ocupó el cargo de Director Médico; Manuel Camilo Vial, delegado de las Gotas de Leche, y Roberto del Río, director del Patronato.

Nos transformamos en referente histórico en la creación de programas nacionales de salud.

La Memoria 2006-2010 del proyecto “Chile crece contigo” reconoce que para el Estado de Chile el Patronato es el primer ejemplo de cómo debía organizarse en el país la acción sanitaria infantil. Del mismo modo, el Ministerio de Salud ratifica que nuestra corporación se ha transformado en referente histórico en la creación de programas nacionales de salud y alimentación de lactantes, colaborando activamente a romper el círculo de la pobreza.